El Pensamiento Catastrófico en el maestro.

March 22, 2017

Agobiado por la idea de que la sociedad piensa que su ejercicio profesional es de "quinta" o más baja categoría respecto de las otras profesiones, maestros y maestras se dejan llevar por la idea de que es un ser vulnerable; es un sentimiento de compasión con el otro y de auto-compasión consigo mismo, asociado a un comportamiento pasivo de lástima o pena ante lo que considera una desgracia.

 

"La esperanza es lo último que se pierde". Esta expresión tomada del refranero popular de cierta forma caracteriza un estado de desesperanza; es un último refugio después de trasegar por el agotador laberinto de un objetivo no alcanzado o casi por no alcanzar. La verdad, es que este refrán inyecta mucho el conformismo, más no impulsa, no proyecta. Expresa una sensación de "espera en reposo", es decir, es pasivo y no motiva.

 

La motivación se puede definir como un proceso que orienta las conductas hacia el logro de un objetivo o la satisfacción de una necesidad; es dinámica y en esa característica radica su esencia. La motivación es un sentimiento, tal vez de los más vitales en el ser humano. Y lo es, en tanto nos aporta una gran energía. Energía que puede mantenerse y desarrollarse; pero también desvanecerse y languidecer.

 

La motivacion se relaciona con el pensamiento positivo de las personas, la alegría por el futuro y por las ganas de avanzar. Se produce no solo en el ámbito profesional sino también en el ámbito personal; no sólo en el ámbito individual sino tambien en el colectivo. En este último caen las empresas, organizaciones y comunidades.

 

La motivación se contrapone al pensamiento negativo, al tedio y a la frustración. Hace algún tiempo leí en cierto blog que el pensamiento negativo era como una patología, tan absorbente como la de una tenia. Absorbe la felicidad para trasformarla en detritus y no cesa de sorber de las sustancias más ricas su extracto alegre; sabotean lo mejor de nosotros.

 

Por ser recurrente el pensamiento negativo, casi siempre se manifiesta con un mismo perfil: de manera corta como un mensaje en taquigrafia, emiten repetidamente lo mismo. Por ejemplo, reconstruyen reiteradamente un suceso pasado. Las personas no avanzan por encima de él. No lo superan, no pueden, se muestran indefensas e incapaces. Sufren de sobregeneralización en la que a partir de un hecho aislado crean una regla universal, general para cualquier situación y momento. Por ejemplo, "todos los estudiantes de estrato bajo carecen de futuro" o "todos los hombres son lo mismo".

 

Tales pensamientos son amenazantes en la medida en que se asumen como verdades absolutas y en esto radica su peligrosidad: se dá por cierto algo que no lo es. No hay un ¡detente! para cuestionarlos y analizarlos.


El pensamiento negativo conduce a comportamientos y actitudes negativas en virtud a que están asociados a los sentimientos y emociones. Existen Pensamientos Negativos Destructivos que se basan en el odio, el rencor, la culpabilidad, la cólera o la envidia. También existen Pensamientos Negativos Limitantes que se basan en el temor, el miedo, la preocupación y la posibilidad de ser víctima. Por último los Pensamientos Negativos Catastróficos que se basan en la presunción de que todo saldrá mal.

 

En una institución educativa un pensamiento negativo en los maestros y maestras es: "No hay nada que hacer con el/ella, es caso perdido". o este otro: "No tiene sentido intentarlo, como siempre, no va a funcionar". No hay visión y por tal razón no hay misión que cumplir.

 

A los docentes les gusta hacer formulaciones en el sentido de que sus estudiantes desarrollen el "Pensamiento Crítico" olvidándose de otros aspectos de la educabilidad, como si lo más importante fuera estar atentos a las trampas que pone la sociedad. Formar en un pensamiento crítico es una estrategia obligada para resistir el paradigma mercantil de la educación, pero no debe atentar contra la necesidad de formar a los chicos y chicas en la felicidad, en la eficacia con respecto a sus metas y en la productividad. El desafio es desarrollar el entusiasmo estudiantil, las ganas de hacer, el interés por el virtuosismo y la ética, las ganas de avanzar académicamente y de crecer profesionalmente".

 

Agobiado por la idea de que la sociedad piensa que su ejercicio profesional es de "quinta" o más baja categoría respecto de las otras profesiones, maestros y maestras se dejan llevar por la idea de que es un ser vulnerable; Es un sentimiento de compasión con el otro y de auto-compasión consigo mismo, asociado a un comportamiento pasivo de lástima o pena ante lo que considera una desgracia.

 

Es lógico que esto afecta el quehacer docente. Si no crees en las posibilidades de solución, nunca hallarás una solución. Sólo si cambias la manera de ver las cosas, las cosas que ves, cambian. Solución y cambio van juntas de la mano; es el acto creativo de la intervención pedagógica. Es la conjunción necesaria para superar el pensamiento negativo y catastrófico.

 

El pensamiento catastrófico no se deja hablar, tampoco escucha. Es imposible estrechar la mano de quien está poseido, porque su puño se encuentra siempre cerrado. Por eso es intransigente y por eso no ve las posibilidades de mejoramiento.

 

En las instituciones educativas esto es casi cotidiano. Jornadas pedagógicas que no resuelven porque empiezan sin dirección y desposeidos de visión de futuro y de cambio. Se desacredita el medio natural que posee el maestro para la re-creación, cual es la reflexión pedagógica. Así es de letal el pensamiento negativo.

 

Y sin esa posiblilidad tiende más a la calificación de los resultados que de los procesos; padecerá de acorralamieto pedagógico que lo mantendrá en el status de una enseñanza memorística y de solo contenidos, mientras forma pensamientos empíricos no teóricos y de tipo descriptivo.

 

Construir un ambiente de confianza y dejar que sea construido es un antídoto para los pensamientos catastróficos en las instituciones educativas formadoras de niños, niñas y jóvenes. En efecto, la falta de confianza en los valores instituidos como en sus ejes transversales, no da márgen para la reflexión ni para el abordarje con miras a la desfragmentación curricular.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo

    Llámanos

    +57 (2)314-2657284

    • Twitter Clean

    Dirección Calle 48 Nº 94-80 Torre 7-204

    Cali, Valle del Cauca

    Colombia