• José Angel Pernett C.

2030 Desafío para la Educación: La Curricularización del Contexto


Luego de un año de receso, obligado por circunstancias académicas que me tuvieron alejado del blog EyG (Educación y Gestión Prospectiva), regresamos para proseguir con el objetivo propuesto en www.edugesprospectiva.net: "Ofrecer apoyo a la comunidad educativa de manera simple, con ideas prácticas, específicas y recursos de todo tipo, incluyendo las multimedias, para alcanzar ESTRATEGICAMENTE los propósitos institucionales, así como para potenciar el talento humano en los centros educativos".

Y regresamos compartiendo un interesante eBook:

ODS en Colombia: Los retos para 2030

Uno de los problemas que más presionan el ámbito educativo es el del aprendizaje. En efecto, bajo la consideración de que los estudiantes deben ser protagonistas de sus propios aprendizajes mediante la interacción con otros, la discusión, la contraposición de ideas (Simens 2011), se proponen, desde diversos campos de la academia y la investigación, innumerables estrategias para logra tal propósito.

Muchas de esas estrategias quedan congeladas en el campo de los contenidos, presionados los maestros y maestras tal vez, por las inminentes evaluaciones que desde el nivel central se definen respecto de los aprendizajes escolares: las más conocidas: SABER, ICFES, ECAES, PISA, SERCE, TIMSS y tal vez otras que se escapan de mi memoria.

Es cierto que casi todas ponen de presente el proceso de evaluación de las competencias, las cuales promueven en amplios espacios publicitarios sobre cómo deberían abordarse dichas evaluaciones por parte de estudiantes, docentes e institución. Es cierto que también se reconoce el rol de los contenidos académicos, pero considerándose más importante la forma como los estudiantes construyen y llevan sus conocimientos mas allá de las aulas y son capaces de utilizarlos en diversos escenarios. Sin embargo, como lo dijimos antes, por las premuras y urgencias, al final, en las aulas, queda solo la preocupación por los contenidos.

Sin restarle importancia, no debe ser la evaluación sino los aprendizajes donde debemos poner la atención. Pero lograrlo será difícil tarea si no se encuentran nuevas formas de aprender. Esas nuevas formas serán aquellas que se relacionen con lo que denominamos Fuentes Especializadas de Información. Si la memoria fue en décadas pasadas un valor relacionado con el conocimiento, ahora este conocimiento lo podemos llevar con nosotros a todas partes. El punto a considerar es que no hay que meter conocimiento a nadie en su cabeza. No hay que acumular "saber", sino "llegar a..." que significa conectar con dichas fuentes las que a su vez estimulan conexiones con redes, nodos, etc, y que favorecen el aprendizaje social. De este aspecto debe ocuparse sin duda el componente tecnológico en las instituciones educativas.

Por otro lado existen las Fuentes Cercanas de Información como nuevas formas para aprender; en este caso, cercanas al lugar en que se mueve la institución escolar. Primero está el Plan de Desarrollo Municipal, de donde deberán extraerse no solo los problemas y las necesidades comunitarias, aquellas que tranversalizarán el Plan de Estudio y serán objeto de trabajo de las disciplinas académicas, sino también para articular el currículo con los programas y proyectos, esos a los que le apuesta el gobierno local, municipal o departamental y a los que la escuela también debería apostarle, para contribuir con todo y sus limitaciones, a los factores de desarrollo locales y hasta regionales.

Luego están los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), promulgados por la UNESCO con sus 17 objetivos y 169 metas, a las cuales bajo rigurosa selección, la institución escolar decidirá su apuesta e implementación.

Los ODS, son la apuesta para potenciar la escuela como factor de desarrollo regional, pero también como factor de desarrollo curricular, dado que se constituirían en el punto de encuentro de todas las disciplinas académicas, en la cual, no será el problema el que este inmerso en las disciplinas, sino, las disciplinas las que estarán inmersas en los problemas.

La profundidad y la certera conexión que realice la institución escolar con las Fuentes Especializadas de Información, por un lado, y con las Fuentes Cercanas de Información, elaboran el concepto de Curricularización del Contexto, que representa el desafío escolar para el año 2030, (pero se tiene que empezar desde ahora) año con el que Colombia tiene unos compromisos puntuales y que pueden estudiarse en el eBook que compartimos.

¿Cómo proceder con esta curricularización del contexto?, será asunto de una próxima entrega.

Si desea acceder al eBook también puede aplicar sobre la imagen


57 vistas

Llámanos

+57 314-2657284

  • Twitter Clean